Devocional semanal 8-15-22 Conversaciones correctas

Devocional semanal 8-15-22 Conversaciones correctas

Con todo lo que está sucediendo en el mundo de hoy, guerras por todos lados, una situación política en constante cambio en muchas naciones (incluida la nuestra), tornados devastadores, inundaciones y otros desastres, no es de extrañar que la mayoría de las conversaciones, incluso en los círculos cristianos, se centren en estas cosas. Pero, ¿son estas las cosas de las que deberíamos estar hablando cuando nos reunimos para adorar, ya sea el domingo por la mañana, el domingo por la noche, la reunión de oración entre semana o las reuniones de grupos pequeños?  El apóstol Pablo responde a esa pregunta por nosotros en su carta a los Colosenses. Escribió: Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.” (Colosenses 3:1-3). Este pasaje es de otro contexto , pero de él podemos concluir justamente que los cristianos debemos estar más preocupados por las cosas de nuestro ser espiritual que por nuestro ser temporal.

Todas las cosas del reino natural pasarán, pero las cosas del reino espiritual son eternas. Cuando nos reunimos los domingos por la mañana, por ejemplo, ¿no deberían nuestras conversaciones ser sobre lo que Dios ha hecho desde la última vez que estuvimos juntos o lo que percibimos que Él está haciendo en el mundo de nuestros días? ¿No deberíamos considerar todas las cosas mencionadas anteriormente como temporales? Tal vez si lo hiciéramos, tendríamos una actitud más adoradora en nuestro acercamiento a Él, y tal vez esta actitud prevalecería en nuestras conversaciones con familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc.

Esto no significa que nosotros los cristianos debamos estar tan separados de las experiencias de la vida cotidiana que nuestra influencia en los asuntos temporales disminuya. Nosotros, los cristianos, después de todo, debemos ser “la sal de la tierra, la luz del mundo (Mateo 5:13-14).  El punto es que, si podemos desarrollar una mentalidad conversacional correcta en o en entornos de adoración, tal vez esa mentalidad se traslade a cómo conversamos con aquellos que aún no son cristianos, aquellos que todavía están fuera del reino de los cielos.

Steve

Stevelampman.com

Poder Transformador; la obra de Dios en nombre del hombre

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Filed under English / Spanish Weekly Devotional